Imprimir



A 61 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la promoción, gestión y defensa de los mismos es una asignatura pendiente de los gobiernos y la sociedad en su conjunto. Los índices de violación de derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales, humanitarios y a la paz, siguen siendo altos, lo que obliga a todos los actores involucrados a replantear estrategias para lograr su efectivización que conlleve a una vida digna.

 

Si bien es cierto que el término derechos humanos es cada vez más utilizado por las distintas sociedades democráticas, no es suficientemente conocido en sus conceptos y alcances, y menos se traduce en las políticas y prácticas sociales. Sin la incorporación de estos conocimientos es imposible pensar en la asunción de compromisos para la plena vigencia de los valores de los derechos humanos.

 

Por ello, la Universidad cumple un rol fundamental en la formación de personas altamente comprometidas con los derechos humanos que transformen la realidad, así como en la búsqueda de prácticas que garanticen la plena igualdad de derechos y libertad de mujeres, hombres, niñas y niños; la justicia como un quehacer estatal, principalmente, al momento de procurarla y administrarla y la equidad que asegure a todas las personas condiciones de vida y trabajo dignas e igualitarias, lo que incluye invariablemente el derecho a un entorno vital sano.

 

La educación en y para los derechos humanos hoy debe considerarse un derecho fundamental (Declaración de México sobre Educación en Derechos Humanos en América Latina y el Caribe; 2001), centrándose en la persona como sujeto de derechos, propendiendo a la universalidad, indivisibilidad e integralidad de los mismos, así como a su garantía efectiva.

 

“La difusión, defensa y promoción de los Derechos Humanos es un imperativo ético, cuya vigencia en la sociedad contemporánea garantiza la vida en libertad, el fomento de la solidaridad y la participación, como así también el perfeccionamiento del Estado de Derecho, valores que contribuyen a la dignidad humana” (Fundamentos de creación de la Cátedra Libre de Derechos Humanos Facultad de Ciencias Económicas, 2007).

 

De ahí la importancia que la Universidad Autónoma de Chiapas, a través del Centro de Estudios para la Construcción de Ciudadanía y la Seguridad (Cecocise), oferte la Licenciatura en Derechos Humanos, como un compromiso social e institucional para su efectivización y consolidación.